Medicamentsen-ligne vous propose les traitements dont vous avez besoin afin de prendre soin de votre santé sexuelle. Avec plus de 5 ans d'expérience et plus de 90.000 clients francophones, nous étions la première clinique fournissant du acheter cialis original en France à vente en ligne et le premier vendeur en ligne de Viagra dans le monde. Pourquoi prendre des risques si vous pouvez être sûr avec Medicamentsen-ligne - Le service auquel vous pouvez faire confiance.

Informar para qué

¿INFORMAR PARA QUÉ?
Nunca antes, como en nuestra época, la información ha adquirido un valor comercial tan exorbitante. Parece que cual una horda de zombis, los seres humanos hemos entrado en una vorágine informativa. Más aún con las nuevas tecnologías como herramientas que han adquirido un valor fundamental en las prácticas cotidianas. Internet, por ejemplo, se ha convertido en un instrumento que facilita la participación ciudadana, sin embargo, es simplemente una herramienta de acceso para facilitar los procesos, no debemos cometer el error de trasladar o equiparar la labor del comunicador en su continua elaboración de información e interacción en el acto comunicativo. La función de esta herramienta será el permitir el ejercicio del derecho a la libre expresión, para dar cuenta de que la comunicación puede hacer uso de sus instrumentos para ejercer la “libertad”, tomando en cuenta las políticas de Estado para que no se acentúe la brecha digital existente. “…Sobre todo por Internet, que constituye un medio de comunicación y de acceso a la información rápido, barato y eficiente que vino a modificar la conciencia empresarial y de los particulares, creando nuevos espacios de intercambio Los lentos períodos informativos, caracterizados por el cavilar de los editorialistas, han quedado en el paleolítico periodístico. "El acceso a los contenidos significa pluralidad y diversidad en la recepción de información a través de Internet y también en la difusión por la misma vía”2. Hoy por hoy, la inmediatez noticiosa nos ha hecho perder la pregunta
sobre el fin último de nuestra actividad: ¿para qué informamos? ¿Para defender la libertad de expresión?, ¿para resguardar el derecho básico a estar comunicados e informados? La labor periodística, más allá de la ética que implica cualquier profesión, no defiende estos preceptos, debe guiarlos a través de su práctica para que se cumplan, debe complementarlos con la esencia de la comunicación: la                                                                                                                           1 La Gaceta, Libertad con Límites, Argentina, 12 de junio de 2011. 2 Frank La Rue, relator especial de la ONU, declaración para la Promoción y Protección del Derecho a la Libertad de Opinión y de Expresión. En la estructuración de este paradigma llamado libertad, el discurso se ha enfrascado en el idilio inalcanzable de un pensamiento que no fundamenta la realidad. El sistema de dominación y el poder configuran los escenarios a partir de una libertad que será visualizada desde el acceso a la información sin dilaciones, al abuso de contenidos e informaciones sin control ni reglamentación, al desconcierto creado por el morbo, el sensacionalismo, incluso el amarillismo desde los medios de comunicación masiva, sin embargo, se enmascara la participación de todos los sectores en este proceso alejado de la construcción de significaciones reales que aporten a la transformación de las Nos encontramos en un estado de hipnotismo aislado de la reflexión, donde creemos ser libres cuando informamos y somos informados a través de ciertas herramientas mediáticas, más no cuando hemos participado en la estructuración y construcción de verdaderos procesos de participación ciudadana, de democracia libre, no aquella falsa que pretende conformar un contexto sin límites que rompe las barreras del respeto y la tolerancia, donde se inserta, sin lugar a dudas, el desconocimiento de uno mismo en el Una clara exposición de lo mencionado se configura en el discurso de contenidos de los medios de comunicación masiva, donde la exclusión y discriminación categorizan y separan a la sociedad. ¿Cómo no hablar de los límites en la libertad, cuando hacemos uso de las herramientas para fragmentar la sociedad y sus procesos de interacción a través del olvido de valores trascendentales? Incluso la fotografía en su momento de representación visual generó ambivalencia en torno al otro desde la discriminación. “Una vez que el poder de representar estuvo en manos deuna elite blanca europea, la representación audiovisual del “otro” estableciósímbolos de modernidad versus primitivismo, civilización versus salvajismo,creando una imagen del “otro” consonante con las representaciones de éste en lascategorías raciales y de alteridad del sistema                                                                                                                           3 Hartmann, Silvester& Hayes,1998; Rony, 1996, en Revista Periferia, De la difusión de tópicos a las estrategias, auto-reflexivas: el caso de la representación de las mujeres brasileñas en los medios de comunicación portugueses, Junio, 2008. La libertad como “facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos”4. Aún en su definición más sencilla, la libertad está caracterizada por un proceso de responsabilidad de los actores sociales, por tanto, cualquier libertad exigirá normas y reglas, aquellas que determinarán ciertos límites que la categorizan desde la necesidad de respetar al otro, y más allá de eso, reconocer al otro y reconocerse a uno mismo a través de ese otro, aplicando la alteridad como base ética de todo principio de vida. En el ámbito comunicativo, “todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”5. Hablar de libertad de expresión será hablar, entonces, de la facultad del ser humano de discernir sobre informar y no informar, responsabilizarse del acto comunicativo y orientar el proceso de interlocución e interacción a través del respeto al otro, de la alteridad, del consenso, de la reflexión La libertad de expresión estará enmarcada en los mismos preceptos, por lo que es indispensable más bien diferenciar entre la necesidad de proclamar el derecho a la libertad y la necesidad de ciertos medios de producción de reclamar en torno a un concepto al que hacen alusión en función de determinados intereses. En el ámbito de la comunicación se vuelve indispensable hacer esta diferenciación a partir de la dinámica que vivimos en nuestra coyuntura político ideológica a nivel de América Latina e identificar que hoy en el proceso comunicativo el acto de informar no es necesariamente un acto donde se ejerce la libertad de expresión, sino un acto “comercial”. Informamos, porque es nuestro trabajo, porque es nuestro medio de sustento, lejos está de ser la actividad informativa una labor heroica o de paladines. La libertad de expresión no es nuestro fin último, es un fundamento de nuestro accionar. Como comunicadores debemos y deberíamos orientar los procesos comunicativos a fin de garantizar la subsistencia de los medios, y por ende, de nuestros trabajos. Hoy más que                                                                                                                           5 Artículo 19, Declaración Universal de Derechos Humanos nunca,podríamos retomar a Saussure para comprender desde el estudio semiológico los binomios relacionados en cuanto signo/símbolo, signo/marca, equiparando en su comprensión dialógica, información/mercancía, medio de comunicación/negocio. Ese conjunto organizado de datos que es la información nace lejana a nosotros, no nos pertenece pero cuando la sacamos a la luz “pública” se transforma en algo más. Esa “cosa pública” incide en mayor o menor grado en una sociedad, nuestra libertad de expresión tiene diversos alcances y conlleva diversas responsabilidades profesionales frente a lo que expresamos. Por tanto, la libertad de expresión debe tener límites y estos límites deben estar marcados por la legislación de cada país, por leyes profesionales y deontológicas, por las costumbres y usanzas de cada región.

Source: http://www.umet.edu.ec/pdf/informar_para_que.pdf

Microsoft word - mosto, marisa - filemon y baucis. hospitalidad y vida.doc

Sextas Jornadas de Ética «No matarás» Una ética adversus el pensamiento único Filemón y Baucis. Hospitalidad y vida. Por Marisa Mosto (UCA) En este trabajo nos proponemos desarrollar algunas ideas que contribuyen a la ética del pluralismo y el mestizaje como proponen estas jornadas. Filemón y Baucis en Ovidio. La hospitalidad. La hazaña de Filemón y Baucis

cspnet.com

Recalls, competition strain HBC, butenergy, allergy offer possible remedy BY ANGEL ABCEDE || aabcede@cspnet.com Though cough medicine is a sta- margin dollars rose 14%, he says. To Johnson & Johnson earlier this yearfrom 33.1% to 41.7%,” Audet says. “Weᮣ Recal s. A massive Johnson & John- son recall earlier this year affected numer-Benadryl (see sidebar, p. 116), causing a

Copyright © 2010-2014 Pharmacy Pills Pdf